miércoles, 10 de noviembre de 2010

Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Mat 5:10



Oremos por nuestros hermanos en todo el mundo, aquellos que por mantenerse fieles a su fe son torturados, aprendamos de ellos y no dejar nunca pase lo que pase de declarar que Jesús es Nuestro Unico Dios y suficiente Salvador. No sabemos que pueda pasar mañana... podriamos ser nosotros...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada